viernes, 3 de junio de 2011

LA IMPORTANCIA DE LAS NIIF


Debido al crecimiento internacional de las empresas, en 1973 se creó el IASC (International Accounting Standards Committee) era un organismo de carácter privado y de ámbito mundial, mediante el acuerdo de diferentes países (Australia, Canadá, Estados Unidos, México, Holanda, Japón y otros). Tras un replanteamiento de sus objetivos, en 2001, nace el IASB (International Accounting Standards Board), con sede en Londres, que tiene como objetivo la emisión de normas internacionales de referencia que guiaran la convergencia progresiva de las normas internacionales. Está compuesto por un independiente grupo de 15 expertos con una adecuada combinación de experiencia práctica reciente en el establecimiento de normas contables, en la preparación, la auditoria, o el uso de los informes financieros, y en la enseñanza de la contabilidad. Los miembros del IASB son responsables de la elaboración y publicación de las NIIF, incluyendo las NIIF para PYME y la elaboración de sus interpretaciones. Las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) antes de 2001 conocidas como NIC (normas internacionales de contabilidad) que cambiaron su denominación debido a la restauración de los objetivos.

La creación de estas normas internacionales de información financiera fue necesaria para que inversores, analistas y otros usuarios puedan comparar informes de empresas aun operando en diferentes países, es una forma de homogeneizar la información publicada de cada empresa.

El objetivo principal de las NIIF es desarrollar un conjunto único de información emitido por las empresas de alta calidad, comprensible, aplicable y aceptada globalmente. Buscando una mayor transparencia y comparabilidad de esta información, para que distintos usuarios puedan tomar decisiones.
Las NIIF han tenido un gran éxito durante la última década  ya que cuenta con el IASB como su órgano normativo, organización de gran fortaleza, que sirvió para impulsar la adopción de las NIIF de forma internacional. Así como también se cuenta con la voluntad de los Estados Unidos para participar en la convergencia, aceptando las NIIF en sus empresas fuera de Estados Unidos e ir considerando la posible adopción también en sus empresas.

Los Estados Unidos ahora utilizan las GAAP (Generally Accepted Accounting Principles) cuyo órgano emisor es el FASB (Financial Accounting Standards Board), pero se prevé que para 2014 adapten las NIIF. La adaptación de las NIIF en el futuro proporcionará un conjunto de normas que agilizará el trabajo a las empresas e inversores.  Nos beneficiaremos de muchas maneras, por ejemplo, la comparabilidad entre las empresas se hará sin esfuerzos, la información será de mayor calidad, el costo para la elaboración de los estados financieros disminuirá notablemente. Evidentemente en el corto plazo hablamos de los inconvenientes, las empresas transformaran sus normas contables, por lo tanto, ocasionará un proceso de adaptación, donde las empresas requerirán cambios de tecnologías, de personal especializado en las NIIF que ayude a guiarlas, así como también despido de personal innecesario para las nuevas normas, auditores para la comprobación de que se cuente con una correcta adaptación pero, no obstante, las empresas se beneficiaran de todo esto.

El IASB y el FASB establecieron un grupo, FCAG cuyas siglas significan Grupo Financiero consultivo de la crisis, compuesto por altos dirigentes con amplia experiencia internacional en los mercados financieros. “Su función principal es asesorar sobre las implicaciones normativas de la crisis financiera mundial y los cambios potenciales en el marco normativo global”.

Estamos ante un gran avance en cuanto a la normalización contable de las empresas a nivel mundial. La necesidad de que todas las entidades cuenten con una misma regulación ayuda a un progreso común, facilitando la comunicación entre ellas. El crecimiento económico lo encontramos en la transparencia de las empresas, sin letra pequeña, donde se pueda comparar una misma empresa con ejercicios anteriores e incluso con las empresas del sector. En cuanto a los usuarios ajenos pueden tener la capacidad de elegir una empresa en la que invertir sin miedo a equivocarse porque sus cuentas anuales no muestren su imagen fiel, el riesgo del inversor lo encontraremos en el entorno.

BIBLIOGRAFIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada